Departamento de policía de Miramar 94063004

 

Fecha original de notificación: 062794
Referencia del caso: Homicidio / Sucharski
Se puso en contacto conmigo el ayudante del Abogado del Estado de Broward, Glen Workman, en relación con posibles datos nuevos sobre el conductor que llevó a los perpetradores a la escena del crimen. La madre de Klimeczko llamó y afirmó que había hablado con su hijo aproximadamente en el momento o el día del homicidio. La parte convincente de sus comentarios era que su hijo le pedía ayuda para salir de la ciudad urgentemente. Con esta información, se concertó una reunión con la sra. Michelle Klimeczko en su domicilio en Hollywood, 6420 Fletcher St. Todos acordamos reunirnos en dicho lugar el 30 de diciembre de 1998 a las 10:00 a.m.

Se suponía que a la reunión íbamos a asistir yo mismo y el fiscal para homicidios A.S.A., Chuck Morton. Más tarde, el mismo día en que se había concertado la reunión (29-12-98), ésta fue cancelada y se convocó una reunión nueva en la oficina del abogado de la acusación en Ft. Lauderdale. Nos reunimos en la oficina, todos menos la sra. Klimeczk. Esperamos aproximadamente una hora y luego realizamos una llamada tipo multiconferencia. La llamada no fue pinchada, pero tomé notas. Antes de la llamada tipo multiconferencia, el ayudante Glen Workman la había llamado a su domicilio. Ella afirmó que no había dormido en toda la noche y que tenía resaca. Posteriormente, la volvimos a llamar en la sala de conferencias. Estos son los datos básicos de la conversación junto con sus negativas de lo que había dicho previamente a Glen Workman el 29-12-98.

Afirmó que no sabía nada sobre el caso y que “cuanto menos sepa, mejor”. Dijo que tras el homicidio había cambiado su residencia a Texas. Algunos amigos suyos le preguntaban sobre la implicación de su hijo en el caso porque su dirección apareció en los medios de comunicación. Manifestó que estaba avergonzada por ello. Dijo que, después del homicidio, John Klimeczko volvió a vivir en su casa. Nunca habían tenido una buena relación. Conoce a Pablo y a Seth y, cuando estaban en el instituto, es posible que los hubiera echado de casa porque consumían drogas. Chuck Morton le preguntó: “¿afirmó usted que él estaba implicado?” y ella contestó: “durante todos estos años, la gente me ha preguntado si había estado implicado”. No dijo que estuviera implicado. Negó que dijera que John le dijera después del homicidio: “algo malo va a pasar”, un comentario que ella había realizado a Glen Workman el día anterior. Afirmó que nunca había visto el video del homicidio. Dijo que John le contó que “no podía creer que Pablo hubiera hecho eso”. Dijo que también lo sentía por la familia y que había visto a una de las chicas de la familia en un programa de entrevistas de T.V. Comentó que, poco tiempo después del homicidio, alguien disparó a su casa y que lo denunció a la Policía.

En general, la sra. Klimeczko negó cualquier conocimiento directo del crimen. Afirmó que si su hijo estaba implicado debería asumir las consecuencias. También dijo que se pondría en contacto con la oficina de A.S.A. o el Departamento de Policía de Miramar. Le pregunté si sospechaba que John estaba implicado, puesto que era muy amigo de los sospechosos. Dijo que no. Tuve la sensación de que se esforzaba para minimizar los comentarios que había realizado a Glen Workman. Terminó la conversación con el compromiso de ponerse en contacto con nosotros si tenía algo más que decir.

alambre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR